Discurso del día de la bandera del 20 de Julio

Hoy conmemoramos el día de la bandera argentina y muchos no lo saben o se olvidan, por eso serán enaltecidos los que se acuerden de esta fecha de gozo y felicidad  para el pueblo argentino, porque serán recordados como los grandes eruditos que nunca decaían o se detenían en ningún momento de la vida por ningún motivo, ningún ejercito se rebelaría contra uno de estos porque los haría perecer con el movimiento de la mano, también serán recordados como los grandes lideres que rigen sobre la totalidad del mundo que tiembla a su paso con un poder absoluto de la ultima forma y poseerán fortunas interminables nunca antes visto en la historia de la humanidad.

Pero la desgraciada vida de quien  no recuerde esta fecha, será de intenso dolor y miseria con sucesivas torturas sin fin, estarán inhabilitados de disfrutar algún placer de la vida a causa de que estarán esclavizados en una niebla toxica de ignorancia y confusión donde se les aparece la tentación de su propia  locura que propone transferir el incontable sostenido en derretimiento, por consecuencia quedaran lisiados a causa de que son sostenidos por incontables brazos antecedentes que emergen de las cenizas de su tierra impura. Se les acaba el tiempo de gracia semejante a dados que ocultan profundo el aumento en consecuencia del castigo severo.

Sus últimos días estarán marcados en mazmorra que difunde terrible lóbrego adherido al descarte trivial en disminución.

Este destino se puede evitar recordando la fecha patria, pero muchos se pierden en las mentiras mundanales y por eso fallecen.